lunes, 4 de mayo de 2009

Alma de pino, pero espíritu para el sufrimiento como destino

“¿Usted ha visto alguna vez un pino que se suicide?”
(esta frase viene a decir que el hombre es un ser natural corrompido, por el hecho de que se suicida, en cambio, ¡las plantas! no, las plantas son sanas y naturales, un ser vivo auténtico, y jamás harían algo así... Yo no sé si hay alguna planta que se suicide, pero algunos animales sí que lo hacen, por ejemplo, una especie de ratas siberianas, que no sé como se llaman, que cuando son demasiadas corren en manada a tirarse al mar- en esta reacción se basa en popular juego de ordenador de los lemmings-. Si incluso los animales salvajes se suicidan, ¿qué hay de antinatural en que lo hagan las personas? De acuerdo, un pino, en su natural simplicidad, en su nobleza vegetal, no se suicidará jamás... pero nosotros no somos un pino y podemos llegar a sufrir como jamás podría expresarlo un pino –ya no digo que el pino no pueda sufrir, porqué...- Por mucho que yo admire este escritor, y me guste el mensaje de optimismo implícito en la frase –es una frase que me ha llegado-, poner a un pino como ejemplo de no suicidio me parece una chuminada. Nosotros y nuestro sufrimiento no tenemos nada que ver con lo que pueda llegar a sufrir un pino.)

1 comentario:

ANABEL dijo...

Pues sí, es una chuminada... ¡ja,ja,ja!. Además tal y como está la ciencia, lo mismo pronto descubren algún pino suicida.