viernes, 17 de octubre de 2008

El fracaso de la primera de la clase

Hoy, de manera indirecta, me han insinuado que soy una fracasada. (Como depende de con quien te compares...) Supongo que si nos lo miramos desde un punto de vista mundano, sí que lo soy. Siempre era la primera de la clase en la escuela. Ahora tengo un empleo muy sencillo y gano por debajo del sueldo mínimo. Supongo que sí, que si me encontrara con alguno de los compañeros de clase de aquel tiempo, que siempre iban detrás de mi en todo pero que ahora han prosperado, supongo que sí que uno de esto compañeros podría decirme con propiedad que soy una fracasada. Pero, ni me sentí nunca por encima de los demás ni una triunfadora cuando era la primera de la clase ni me siento fracasada ahora, ni creo que comparar la propia vida con la vida de los demás sea algo demasiado sano. Siempre viví mis buenas notas como una tara, como una excusa que tenían los demás para marginarme; por mi enfermedad, continuo marginada, o sea que considero que nada ha cambiado. Además lo que yo siempre ha querido es escribir, y ser buena en eso, no ser alguien desde el punto de vista mundano. Jamás no he querido tener dinero ni poder por encima de los demás ni un ferrari esperando en la puerta de mi empresa para huir a toda velocidad de mi vida. Si alguna vez hubiese querido eso, y ahora no lo tuviese, supongo que sí que podría considerarme una fracasada. Pero lo que yo siempre he querido es escribir, y eso hago; tengo el privilegio de poder dedicarme a aprender a hacerlo. En este aspecto, he conseguido lo que quería, y por tanto, no considero que haya fracasado en nada. Es más, me considero más feliz que muchos de estos compañeros que han “triunfado”, a veces a un precio muy alto, y que según como tampoco están contentos. Quizá no tenga gran cosa, pero me levanto cada mañana contenta. Si, de aquí a cincuenta años, en mi lecho de muerte, veo que me he rendido, que he dejado de luchar para escribir algo que valiese la pena, entonces sí que consideraré que he fracasado. Pero cada texto que escribo y publico para mi es una victoria, y me rescabala de mucho, independientemente que la otra gente puede pensar que no vale la pena. Para mi, es mi trocito de gloria, y, francamente, otra cosa tampoco me interesa lo más mínimo.

2 comentarios:

Ferragus dijo...

Entiendo plenamente tu punto de vista, pero en algo no estoy de acuerdo, y esto dice relación con el valor que le otorgas a tus escritos, los subestimas con frases como estas “..que he dejado de luchar para escribir algo que valiese la pena…” (Sic) Todo lo que escribas “vale la pena”, Carla. Entiendo el contexto en el que lo mencionas, pero así y todo.
Te guste o no, eres una escritora.

clarissa dijo...

¡Muchas gracias! Te agradezco el comentario, en serio.