martes, 30 de diciembre de 2008

Año nuevo, viejos propósitos

Se acaba el año 2008 y supongo que es momento de hacer balance. Un año más. No puedo decir que haya sido un año malo (he encontrado trabajo), aunque muchas cosas no han salido como quería. Pero, supongo que se ha de ser optimista y destacar lo positivo que haya podido haber, y que ha habido, claro. Soy igual de pobre que hace un año, y, con algunas contadas y honrosas excepciones, estoy igual de sola. No he cumplido el propósito que me hice el año pasado de hacer alguna cosa seria con mi vida, ni el que hice hace dos años de leer el Quijote, ni el que hice el año pasado de escribir algo aparte del blog... El único que cumplido ha sido el de leer poesía. Pero ahora resulta que la poesía se ha convertido prácticamente en lo único que leo, y supongo que los extremos tampoco son buenos. Pero leer poesía me esta ayudando a “capturar imágenes”, y eso creo que es importante si quiero escribir. De todos modos, si de algo me he dado cuenta este año es que más importante que escribir es poder ganarse la vida y ser dueña del propio destino. Esta continua siendo la asignatura pendiente y el repetido propósito que me hago para el año nuevo: ser capaz de ganarme la vida. Ya no digo escribiendo, pero sí haciendo algo que yo sea capaz de hacer y que no me agreda espiritualmente, como si que han hecho algunos trabajos que he tenido, aunque me imagino que si tu que lees esto eres una persona que trabaja suportando una gran presión y te sale bien lo que haces, pasarás por mis líneas más bien con desprecio de lo finolis que soy. Es verdad. Soy una finolis a quien no se le pone bien que le griten o que la humillen o que la expriman hasta la extenuación, y supongo que eso es un problema a la hora de tragar tal y como se ha de tragar hoy en día en algunos trabajos. Y hablo de trabajos de fábrica o de oficina, no de trabajos de extractor de crudo en un plataforma petrolífera en medio del Báltico. En fin. Que hacerme mayor es mi gran asignatura pendiente.

También este año, ahora blogueramente hablando, creí que quería dejar de escribir el blog, así de radicalmente y para siempre, pero la consecuencia ha sido que mi blog desapareció, pero que tengo otro medio escondido en que ya me he dado cuenta que no dejaré de escribir de momento, aunque pase días en blanco... En conclusión, puedo decir que blogueramente hablando no tengo remedio... Supongo que se trata de un entretenimiento inofensivo, aunque es algo más adictivo de lo que pueda parecer, y también creo que deberemos esperar algunos años para que alguien estudie si es peligroso... De todos modos, si es peligroso para la salud mental me parece que para mi eso no representa ningún problema. Quiero decir que ya no vendrá de aquí...

Aparte de conseguir recursos materiales y de hacer el blog, hay otro punto en el que flaqueo, y es el de relacionarme con los demás. Esto no creo que deje de ser una asignatura pendiente, o sea que no haré ningún propósito en este sentido. Sólo pido públicamente que, si alguien no quiere ser amigo mío, no me escriba diciéndome que no quiere ser amigo mío. Hay otras maneras de desaparecer, y muy practicadas por mis ex amistades, precisamente. No hay peligro de hacerse amigo de alguien por intercambiar cuatro cartas superficiales, eso es algo que debería ser más conocido. Aunque yo me he hecho amiga de gente intercambiando cartas, pero no eran superficiales ni tampoco eran cuatro, y había una afinidad real como más tarde se ha comprobado. Sí señor, es verdad, gracias a Internet y al blog he encontrado gente con quien tengo afinidades y cosas en común en el mundo real. Si soy capaz de mantener estas relaciones ya es algo más discutible, pero por descontado que procuraré no repetir errores del pasado. No quiero hacer propósitos en este sentido, que sea lo que tenga que ser, que no haya demasiadas sorpresas y a poder ser, que el futuro traiga cosas buenas...

¡Brindo con todos vosotros para un 2009 lleno de prosperidad, de salud, y de gente que os quiera!

4 comentarios:

ANABEL dijo...

Brindo por tí también, para que continúes con el blog (ya que tu misma concluyes que no es peligroso), para que te hagas mayor, si realmente lo deseas, o lo que a mí me parece mejor, para que seas independiente, en fin, para que todo lo que te propongas salga a flote. También brindaré para que se cumplan incluo aquellos deseos que no te has propuesto cumplir.
Besos y salud. ¡Chin, chin!

Clarissa dijo...

¡Chin, chin Anabel!

Ferragus dijo...

Que vuestro empeño no mengue con la visita de una duda. Que progresen tus sueños acompañados de tu natural talento.

¡Salud, Clarissa!

Clarissa dijo...

¡Salud, Ferragus! ¡Y gracias por los ánimos!